Press!

Guardian interview.

Sunday Times profile.

Around the world ...

Irish Interviews ... hype, how are ye.

Newsday An interview with the New York daily.

Gay Times
The Advocate
Frontiers magazine

Next Big Thing Sunday Times Magazine portrait.

Jamie O’Neill home
At Swim, Two Boys
Kilbrack
Disturbance
Short Stories
Journalism
Press!

Contact
JAMIE O’NEILL
PRESS!
clear
Around the World ...

Night porter, money advanced, even a dead connection to a TV chat-show host: it’s interesting what makes news. This is a selection of newspaper headlines from around the world on the acquisition of At Swim, Two Boys, circa November 2000. No links to the originals, I’m afraid, nor even dates: these pages long ago wrapped fish and chips. But I like seeing the words, so very nearly understandable.


“Oh boys . . . hospital porter writes £1m novel” Irish Independent.
“Hospital porter writes £1m novel on the night shift” Telegraph, UK.
“From night porter to overnight sensation” Sydney Morning Herald.
“Night worker pens million-pound novel” Melbourne Age.
“Little-known scribe writes literary gem” Irish Echo, Australia.
“Porteiro escreve romance gay e fica milionário” Athos GLS, Brazil.
“Un conserje de hospital escribe una cotizada novela en sus noches de trabajo” Teletica, Costa Rica.
“Porteiro de hospital se torna escritor bem sucedido” Repolho & Cia, Brazil.
“Romance torna porteiro de hospital irlandês milionário” Brazil On-line.
“Nový Irský Autor Mírí Do Hollywoodu” Czech Infonet.
“Sensationsroman von Nachtpförtner” Der Tagesspiegal, Germany.
“Novel to make Irish hospital porter a millionaire” India Today.
“Porter becomes millionaire novelist” The Tribune, India.
“Novo autor causa sensação em Inglaterra” Expresso, Portugal.
“Porter picks up R1,5m for laptop gay novel” Independent, S Africa.
“Geschichte über homosexuelle Liebesbeziehung. Nachtportier schreibt bei der Arbeit erfolgreichen Roman.” Rheinische Post, Germany
“El salto a la fama de portero a escritor de éxito por un libro de temática gay” Yoentiendo, Spain.


El Mundo, Spain. (Extensive, this one.)

De portero de noche a escritor de éxito: Una editorial británica ha pagado al desconocido Jamie O’Neill 70 millones de pesetas por una novela.

Los milagros todavía existen. Y a Jamie O’Neill le acaba de tocar el premio gordo de la lotería literaria. Juzgue usted si no: hasta antes de ayer, este irlandés de 39 años no era más que el oscuro portero de noche del Hospital mental Cassel, en Londres. Ahora, O’Neill es un escritor de la talla de Joyce o Beckett, a decir de los críticos, y todo un señor millonario.

La editorial Simon & Schuster acaba de pagar a este desconocido autor más de 250.000 libras (cerca de 70 millones de pesetas) como adelanto por los derechos de publicación en el Reino Unido de una novela. Las ventas del libro en Estados Unidos y en todo el mundo, así como su previsible adaptación posterior al cine, dejarán en la cuenta de O’Neill un saldo cercano al millón de libras, unos 275 millones de pesetas. Eso, tirando por lo bajo. Los cálculos más optimistas hablan incluso de 2,5 millones de libras esterlinas; al cambio, 675 millones de pesetas, aproximadamente.

El milagro se llama At swim, two boys (en castellano algo así como Dos chicos, al nadar). Es una novela de 200.000 palabras que Jaime O’Neill ha tardado 10 años en escribir. Durante todo ese tiempo, la vida de O’Neill ha girado única y exclusivamente alrededor de su obra. Con tanta disciplina como frugalidad, el autor se levantaba cada día de la cama en su pequeño apartamento alquilado del oeste de Londres, escribía, comía, escribía, acudía a su trabajo y, dentro de la pequeña recepción del Hospital residencial Cassel, seguía escribiendo al amparo de la noche, con el ordenador portátil colocado sobre sus rodillas. Así un día tras otro, durante 10 años.

Cena exclusiva
Pero la recompensa por tanta entrega y dedicación ha terminado por llegar. Jamie O’Neill festejaba hace sólo unos días en el exclusivo y elegante restaurante Ivy, en Londres, el cheque que la editorial Simon & Schuster le hacía llegar como adelanto por los derechos de publicación de su obra en Gran Bretaña. Acostumbrado a su salario de 54.000 pesetas a la semana (en una ciudad como Londres, donde una barra de pan cuesta 200 pesetas y un viaje en metro, 325 pesetas) el escritor tiró la casa por la ventana al ver los muchos ceros del cheque que le enviaba la editorial: se fue al Ivy y pidió champaña.

Frente a los dos lustros que O’Neill ha tardado en escribir su novela, la editorial Simon & Schuster, sin embargo, ha necesitado menos de una semana para decidir que quería el manuscrito a casi cualquier precio. Jamie O’Neill ya ha conseguido erigirse como el autor irlandés que recibe el anticipo más alto pagado nunca.

«La verdad, no dejo de pensar en qué podría gastarme el dinero, pero no se me ocurre nada», declaraba hace unos días el recién estrenado millonario. «Supongo, al menos, que mi madre podrá operarse de la rodilla antes de lo que ella esperaba», añadía impertérrito este irlandés nacido en Dun Laoghaire, una localidad cercana a Dublín, en una casa en la que no existían los libros y donde hasta los 19 años no leyó su primera novela: Ivanhoe.

Nosotros aún tardaremos también un tiempo en leer la suya. Hasta septiembre del año que viene, At swim, two boys no estará en las librerías del Reino Unido. Se sabe, sin embargo, que la novela cuenta los amores entre dos chavales en el Dublín de 1916, estableciendo una relación explícita entre nacionalismo y despertar sexual. Los críticos ya andan diciendo que el de O’Neill «es un libro dolorosamente hermoso». Así lo definía recientemente Ian Chapman, editor de O’Neill, el hombre que hizo llegar At swim, two boys a la editorial Simon & Schuster. «Es el manuscrito que más me ha emocionado de todos los que he leído en los últimos años», sentenciaba.

Ante todo esto, el autor ha dejado su trabajo como portero de noche del Hospital Cassel para enfermos mentales y planea regresar a su Irlanda natal, de la que salió en 1982... Pero una cosa está clara: durante todo el tiempo que O’Neill lleva asentado en tierras británicas, su existencia ha estado marcada por un nombre, el de Rusell Harty.

O’Neill llevaba ya un par de años viviendo en el Reino Unido cuando, un día, conoció a Harty, famoso presentador de un magazine televisivo. Los dos se gustaron, intimaron y, poco después, se convirtieron en pareja. Jamie, por aquel entonces un jovencito de 21 años, se trasladó a vivir con Harty a la casa de campo que este último poseía en Giggleswick, en Yorkshire.

Dos únicas novelas
Allí, en medio de la bucólica naturaleza, O’Neill escribía, alentado siempre por Harty. De aquella época datan las dos únicas novelas que, hasta ahora, se le conocían al irlandés: Disturbance y Kilbrack, publicadas ambas -aunque con poco éxito, todo hay que decirlo- por la editorial Weidenfeld. Seis años duró la historia de amor entre O’Neill y Harty. La relación entre ambos se rompió en 1988 con la inesperada muerte de la estrella televisiva.

El escritor no sólo quedó destrozado por el fallecimiento de su pareja sino que, además, tuvo que vérselas con la prensa sensacionalista, deseosa de conocer hasta el más mínimo detalle de la vida íntima de Harty. Cómo sería la cosa que los padres de Jamie O’Neill se enteraron de que su hijo era gay tras ver su foto en la portada del Sunday Mirror. Y, para terminar, la familia de Harty no tardó mucho en dejar al escritor en la calle. El creador tenía entonces 27 años.

«Durante un tiempo, necesité tratamiento psicológico», admitía recientemente O’Neill en declaraciones a la prensa británica al recordar aquel trágico periodo de su vida. «Todavía hoy sigo soñando intensamente con Russell. Sin él no sólo perdí una parte de mi corazón, sino que perdí toda una forma de vida», reconocía.

Tuvo que empezar desde el principio. Se instaló en Londres, comenzó a trabajar de portero de noche en el Hospital Cassel para enfermos mentales y, aunque al principio se sentía incapaz de enfrentarse al folio en blanco, poco a poco logró volver a escribir. Esta vez, además, sin presiones, Fue así como surgió At swim, two boys.

top